Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
Parroquia San  Juan Evangelista

Unción comunitaria de enfermos

microsThumbLA UNCIÓN DE ENFERMOS

Cuando el dolor y la debilidad nos visitan.

El próximo miércoles, 5 de Diciembre durante la Eucaristía de las ocho de la tarde tendremos la Celebración Comunitaria de la Unción de Enfermos. El martes, 4 de Diciembre de 6,30 a 7,30 de la tarde tendremos las confesiones..

  

  

 

 

 

¿PARA QUIÉN?

La iglesia dice que este sacra-mento puede ser recibido por todos los cristianos en situación de enfermedad seria o vejez. En virtud de ello, como edad orientativa, ponemos los que habéis cumplido 80 años. Si lo recibiste el año pasado, también puedes volver a reci-birlo este año.

Por tanto, todos los que deseéis recibir este sacramento de la Unción de Enfermos, porque cumplís las condiciones (estar enfermos o tener más de 80 años) comunicadlo a la Parroquia lo antes posible. (Para ello tenéis una ficha al final de esta hoja). Si no podéis ir a la iglesia, celebraremos dicho sacramento en vuestra casa otro día. ¡Animaros!

 

¿QUÉ ES LA UNCIÓN DE LOS ENFERMOS?

Cuando la enfermedad se apodera de nosotros, cuando la vejez nos deja sin fuerzas.. Jesucristo quiere acercarse a nosotros como en Palestina se acercó a los enfermos y nos da la mano, y nos acompaña, y alivia nuestro sufrimiento, y nos llena de fortaleza del Espíritu para vivir el dolor unidos al dolor de su Pasión. Por eso vale la pena recibir el Sacramento de la Unción de Enfermos, sacramento del que Jesús se sirve para acercarse a quien sufre.

  

¿POR QUÉ RECIBIR LA UNCIÓN DE ENFERMOS?

Porque la enfermedad es un momento difícil en nuestra vida, en el que necesitamos la ayuda especial de Dios. Por eso, en la Unción de Enfermos, toda la Iglesia ora por el enfermo al Señor para que le alivie y le salve, y, del mismo modo, anima al enfermo a unirse a la Pasión y Muerte de Cristo en bien de toda la humanidad.

 

¿CUÁNDO SE INSTITUYÓ ESTE SACRAMENTO?

Desde los primeros tiempos, siguiendo la tradición de Jesús, los cristianos tuvieron una predilección especial por los enfermos. En la Carta de Santiago se nos dice: “¿Está enfermo alguno entre vosotros? Llame a los presbíteros de la Iglesia, que oren sobre él y le unjan con óleo en nombre del Señor. Y la oración de la fe salvará al enfermo, y el Señor hará que le levante, y si hubiera cometido pecados le serán perdonados”.

 

¿PARA QUÉ SIRVE ESTE SACRAMENTO?

Los efectos que produce este sacramento son tres:

  1. El auxilio de la gracia que necesita el enfermo para superar cristianamente la situación derivada de sus males del cuerpo, mediante la gracia del Espíritu Santo.
  2. La curación y fortalecimiento, no como remedio milagrero, sino que otorga al hombre el fortalecimiento para mantener la actitud humana y cristiana que se le exige, con ánimo y esperanza.
  3. El perdón de los pecados como salvación plena que nos da Jesús.

¿CÓMO SE CELEBRA ESTE SACRAMENTO?

La Unción de Enfermos se puede celebrar en casa, en el hospital o en la Iglesia, para un solo enfermo o para un grupo de enfermos. Y se puede recibir varias veces en la vida. Nosotros lo haremos durante la Misa, acabada la homilía.

Se siguen los siguientes pasos:

  1. Nos reunimos en torno al enfermo, compartiendo con él el cariño, la fe y la esperanza.
  2. Escuchamos la Palabra de Dios
  3. Rezamos juntos al Señor para que llene al enfermo con su bondad, con su gracia, con su fuerza y salvación.
  4. El sacerdote impone las manos al enfermo, como hacía Jesús, y ora por él
  5. Y finalmente, como momento culminante, unge la frente y las manos con óleo bendecido por el Obispo diciendo:

“Por esta santa Unción y por su bondadosa misericordia, te ayude el Señor con la gracia del Espíritu Santo. Amén.

Para que, libre de tus pecados, te conceda la salvación y te conforte en tu enfermedad. Amén”.

 

¿POR QUÉ SE LE UNGE CON ACEITE?

El aceite es un símbolo: de esta manera por los ojos percibimos el significado del sacramento. En la antigüedad el aceite se utilizaba con fines curativos: esa curación profunda es la que busca el Sacramento. Igualmente, así como el aceite impregna y penetra todo lo que toca, ese aceite bendecido es el signo de la fuerza de Dios que impregna y penetra al enfermo con su gracia salvadora.

PERO, ENTONCES, ¿NO HAY QUE ESPERAR AL MOMENTO DE LA MUERTE PARA RECIBIR ESTE SACRAMENTO?

No. Ha sido una pena que a lo largo de los siglos, este sacramento perdiera su valor y su sentido inicial. Poco a poco, la Unción de los enfermos se fue convirtiendo en el sacramento para el momento de la muerte. Incluso se le llamó “Extremaunción”, nombre que ya ha desaparecido y que no debe utilizarse. Afortunadamente hoy sabemos que no es así. Sabemos que la Unción es el sacramento para acompañar la enfermedad grave y la debilidad de la vejez con la fuerza del Señor. Y sabemos que vale la pena que el enfermo reciba este sacramento cuando está consciente, y que le acompañen en ese momento de fe y de oración, sus familiares y amigos.

 

PERO YO TODAVÍA ESTOY MUY BIEN…

Lo repetimos: La Unción se puede recibir también cuando las fuerzas empiezan a faltar pro causa de los años. Si tienes más de 80 años no lo dejes por pereza… si somos cristianos, todo encuentro con el Señor no alegra y entusiasma. Porque lo recibamos no nos vamos a morir… es un encuentro con Cristo en los momentos de debilidad.

 

PERO YO SOY MÁS JOVEN…

Si eres más joven y no tienes ninguna enfermedad, este día nos puede servir para reflexionar sobre un aspecto esencial en la vida cristiana: nuestra cercanía a aquellos que en nuestro barrio, en nuestra parroquia, viven la enfermedad o la ancianidad. En ellos se encuentra el mismo Cristo. “Estuve enfermo y me visitasteis”: ¿Cómo vivo yo mi cercanía para con ellos?

 

INSCRIPCIÓN

 

Yo ……………………………………………………….., deseo recibir el Sacramento de la Unción de los Enfermos

 

En la Parroquia

 

En casa, porque no puedo acudir a la iglesia

 

Vivo en la calle/Plaza …………………………………………………, número …….., piso ……… y mi teléfono es ……………………

 

Compartir este post
Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post