Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
Parroquia San  Juan Evangelista

Los derechos de los niños en Sotragero

Los derechos de los niños en Sotragero
Los derechos de los niños en Sotragero
Los derechos de los niños en Sotragero
Los derechos de los niños en Sotragero
Los derechos de los niños en Sotragero
Los derechos de los niños en Sotragero
Los derechos de los niños en Sotragero
Los derechos de los niños en Sotragero
Los derechos de los niños en Sotragero
Los derechos de los niños en Sotragero
Los derechos de los niños en Sotragero
Los derechos de los niños en Sotragero
Los derechos de los niños en Sotragero
Los derechos de los niños en Sotragero
Los derechos de los niños en Sotragero
Los derechos de los niños en Sotragero

El pasado fin de semana 3 y 4 de febrero, un grupo de 20 chavales de las parroquias de San Juan Evangelista y San Pablo junto con sus monitores Laura, Sara, Paula, Álvaro, Luis y Gabi se fueron hasta Sotragero para pasar un fin de semana de convivencias. El tema elegido para esta ocasión fueron los derechos de los niños, y la convivencia estuvo dividida en tres partes: VER, JUZGAR y ACTUAR.

La mañana del sábado comenzó con unos juegos de presentación y a través de un video conocimos el tema que íbamos a tratar esos dos días. Y aunque el tiempo no acompañaba mucho salimos a la calle a realizar una ginkana en la que íbamos consiguiendo los derechos. Después de movernos un rato por el pueblo y de un rato de tiempo libre llegó la hora de la comida. Al acabar de comer y antes de que el tiempo se pondría peor nos dirigimos hacia la ermita del pueblo en la que teníamos que ir consiguiendo unos papeles para después relacionar los derechos con los Evangelios. Al regresar a casa pudimos disfrutar de la película “Prefiero el paraíso” y después de merendar unos sándwich calentitos compartimos un cine fórum por grupos para profundizar un poco más en esta película.

Y llegada la hora de la cena los monitores nos simularon que no teníamos un plato en la mesa para cenar y ellos tenían platos llenos de comida, una situación que muchos niños sufren a diario y que muchas veces nosotros no nos damos cuenta. Al final pudimos disfrutar de una ricas hamburguesas. Como velada, por grupos representamos diferentes situaciones delante de un juez en la que defendíamos los derechos que nos habían tocado. Y ya para acabar bien el día y antes de ir a descansar concluimos con la oración de la noche.

Por la mañana y después de un merecido descanso tuvimos la catequesis sobre el día de manos unidas y pudimos participar de la misa del pueblo. Al volver de la misa nos convertimos en cocineros y realizamos un mastechef.  Después de comer llego la hora de que vendrían los padres y finalizar con una velada y un café todos juntos. Esperamos que estos días de convivencia hayan servido para sentirnos más comunidad.

Compartir este post

Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post