Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
Parroquia San  Juan Evangelista

Peregrinación Jubilar a la Iglesia de la Antigua

Peregrinación Jubilar a la Iglesia de la Antigua

El próximo jueves, 3 de Noviembre, los fieles de la Parroquia de San Juan Evangelista, peregrinaremos hasta el Templo Jubilar de Nuestra Señora la Real y Antigua, para ganar el Jubileo en este año de la Misericordia. Saldremos de la Parroquia a las 19,00 h. para ser recibidos en el templo de la Antigua por su párroco  a las 19,15 h. y atravesar la puerta santa de la misericordia. 

¿QUÉ ES EL JUBILEO DE LA MISERICORDIA? ¿DE QUÉ SE TRATA?

Se trata de un inmenso don, un gran regalo que el Amor de Dios nos concede por medio de la iglesia, en este Año de Gracia. "Este es el tiempo oportuno para cambiar de vida, para dejarse tocar el corazón por el amor misericordioso  de Dios, sobre todo en el sacramento de la Penitencia y recuperar la alegría de sentirse perdonado en Jesurcristo, "el rostro de la misericordia del Padre"

¿POR QUÉ Y PARA QUÉ?

Porque la misericordia siempre será más grande que cualquier pecado,y nadie podrá poner límite al Amor de Dios que perdona,y de esta forma abre el corazón a la esperanza de ser amados, no obstante el límite de nuestro pecado.

Para que, teniendo la mirada fija en la misericordia de Dios y habiendo recibido cada uno en su interior esta gracia, podamos también nosotros mismo, ser signos eficaces de ese obrar del Padre. Para abir nuestro corazón y practicar con sinceridad las obras de misericordia, tanto corporales como espirituales.

De este modo concreto y efectivo, podremos darnos cuenta si vivimos como discípulos de Jesús, que nos ha dicho que en cada uno de "estos más pequeños", está presente Él mismo. 

¿EN QUÉ CONSISTE LA GRACIA DE LA INDULGENCIA PLENARIA?

A través de la oración de la iglesia y de la comunión de los santos, somos liberados de todo residuo y consecuencia del pecado ("pena temporal": esa huella negativa que los pecados tienen en nuestros comportamientos y pensamientos), disponiéndonos y habilitándonos a crecer en el Amor de Dios, "para que no domine en nosotros el pecado". Da una nueva orientación a nuestra vida, que se coloca bajo la primacía del Amor. 

El pecado deja nuestro organismo espiritual, -nuetro yo cristiano-, afectado, especialmente debilitado por el mal, inclinado al pecado, y la gracia de  la indulgencia plenaria viene a fortalecernos en el bien, a realizar en nosotros una verdadera renovación interior. El "corazón nuevo" del que hablaban los profetas, se hace realidad mediante la Gracia de Jesucristo; ya no queremos otra cosa que amar a Dios y vivir gozosamente como hijos suyos.

A la gracia del perdón de los pecados personales que hemos recibido en la confesión sacramental, la Indulgencia plenaria nos comunica la santidad de la iglesia que hace que participemos plenamente de los beneficios de la redención de Cristo, porque el perdón alcanza hasta las extremas consecuencias del mal, a las cuales llega también el amor misericordioso de Dios. 

CONDICIONES PARA RECIBIR ESTA GRACIA.

- Realizar una peregrinación, visitar una iglesia jubilar

- Celebrar el sacramento de la penitencia para alcanzar el perdón de los pecados

- Participar en la Santa Misa y comulgar

- Profesión de fe: rezar el Credo

- Oración por el Papa Francisco y sus intenciones

- No tener afecto al pecado.

 

Compartir este post

Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post