Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
Parroquia San  Juan Evangelista

Testimonios de la JMJ: Estefanía Mena

Iniciamos en nuestra página web, la publicación de una serie de testimonios de los jóvenes de la parroquia que han participado en la Jornada Mundial de la Juventud en Cracovia (Polonia). Inicia esta serie Estefanía Mena. Seguirán otros testimonios. Esperamos que sean de vuestro agrado. 

Testimonios de la JMJ: Estefanía Mena
Testimonios de la JMJ: Estefanía Mena
Testimonios de la JMJ: Estefanía Mena
Testimonios de la JMJ: Estefanía Mena
Testimonios de la JMJ: Estefanía Mena
Testimonios de la JMJ: Estefanía Mena
Testimonios de la JMJ: Estefanía Mena
Testimonios de la JMJ: Estefanía Mena
Testimonios de la JMJ: Estefanía Mena
Testimonios de la JMJ: Estefanía Mena
Testimonios de la JMJ: Estefanía Mena
Testimonios de la JMJ: Estefanía Mena
Testimonios de la JMJ: Estefanía Mena
Testimonios de la JMJ: Estefanía Mena
Testimonios de la JMJ: Estefanía Mena
Testimonios de la JMJ: Estefanía Mena

¡Hola a todos!

Me llamo Estefanía Mena y tengo 25 años. Soy catequista en la parroquia de San Juan Evangelista y quiero contaros mi experiencia de la Jornada Mundial de la Juventud en Cracovia 2016.

En primer lugar quiero dar las gracias a todas las personas que habéis colaborado ayudándonos con vuestro granito de arena a sufragar los gastos del viaje, adquiriendo las  cosas que os ofrecíamos a la salida de las eucaristías.

Pero paso, sin más preámbulos, a contaros lo que han sido estos días de celebración de la Jornada Mundial de la Juventud en Cracovia.

Han sido unos días espectaculares en todos los sentidos. Hemos tenido la suerte de conocer tres diócesis polacas en las que hemos sido acogidos: Lezno, Poznan y Bochnia.  En cada una de estas diócesis las familias abrían sus casas a los jóvenes que llegaban. El encuentro con las familias, se vive con una emoción tan grande que a veces no tienes palabras para expresarlo.

La primera diócesis de acogida fue Lezno. Que una familia te abra las puertas de su casa sin conocerte, que te dedique lo más precioso de tu tiempo, no tiene nombre. Y que luego al despedirte de ti se emocione como si estuviese despidiendo a la hija que tiene en casa, eso te llega al corazón.

La segunda diócesis de acogida fue Poznan. La parroquia nos recibió a lo grande con un fabuloso desayuno ya que habíamos pasado la noche viajando.

La tercera diócesis fue Bochnia. Creo que era la más importante de las tres diócesis que visitamos. Allí fui acogida por una familia extraordinaria, cuya hija era voluntaria para la JMJ. En esta diócesis estábamos a 30 kilómetros del centro de Cracovia.

Cuando llegamos a Cracovia nos encontramos a multitud de jóvenes llenando de colorido y canciones la ciudad. Había muchas banderas de los países más diversos, tanto que a veces costaba distinguir de que país se trataba.

Los días centrales de la JMJ, comenzaron el jueves 28 de Julio, con la ceremonia de bienvenida al Papa Francisco en el parque Blonia.

Fue muy bonita esta bienvenida y ya te metes de lleno en la JMJ. Al día siguiente, viernes, el “plato fuerte” fue el  vía crucis también en el parque Blonia. Cada estación estaba acompañada de una actuación en vivo y en directo.

Los días siguientes, sábado y domingo, nos acercamos al “campo de la misericordia”, a las afueras de Cracovia. El sábado participamos en la vigilia con el Papa en este campo de la misericordia. El escenario estaba presidido por el Cristo de la misericordia y la vigilia centrada en la adoración de la Eucaristía. En esta vigilia tuve el privilegio de disfrutar de un pase vip, y poder situarme con otros jóvenes, a unos metros del altar, donde el papa presidía esta vigilia.

La vigilia con el papa fue una hermosa celebración: los cantos, los testimonios, la belleza de la custodia, la multitud de jóvenes en actitud de escucha y adoración…. El papa Francisco nos dijo que no quiere “jóvenes-sofá”, sino jóvenes con zapatos y sólo acepta jugadores titulares en la cancha. “No hay espacio para los suplentes”, nos dijo.

El domingo y después de haber pasado la noche en el campo de la misericordia, se acercó la hora de la Eucaristía de clausura, momento importante para dar gracias por todo lo que hemos vivido y para saber dónde va a ser la próxima JMJ. El papa anunció que se celebrará en Panamá en 2019.

En estos días también hemos visitado el campo de concentración Auschwitz. Impresiona pensar en los que allí fueron asesinados, masacrados, eliminados por la sinrazón y el odio. Es sobrecogedor. También visitamos el Santuario de la Virgen negra en Chestokova, el Santuario de la Divina Misericordia en Cracovia y el pueblo natal de San Juan Pablo II : Wadowice. En cualquier lugar de Polonia se percibe esta presencia, este recuerdo agradecido de su compatriota santo: Juan Pablo II.

En resumen, ha sido una experiencia muy interesante. No me imaginaba que iba a vivir tanta emoción durante estos días en Cracovia. Desde esta ventana de la página de la parroquia quiero reiterar mi acción de gracias sincero a todos los que habéis colaborado para que pudiera vivir esta aventura.

ESTEFANÍA MENA GUTIÉRREZ

Compartir este post

Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post